El foro nuevo
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas
» ¿Es verdad que Pablo no recibió el Evangelio de hombre alguno?
por Kimo Hoy a las 16:09

» Las bromas del independentismo
por καλλαικoι Hoy a las 16:04

» Jesucristo es Dios, porque Dios es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo
por Kimo Hoy a las 16:04

» ¿Mandó Dios a los hombres matar a hombres, mujeres y niños de los Pueblos vencidos?...
por Kimo Hoy a las 15:54

» La sangre y los mandamientos de Jesucristo son el nuevo pacto...
por Kimo Hoy a las 15:43

» Acertijos
por Tomb Hoy a las 15:40

» • China detecta el primer contagio de gripe aviar en humanos...
por Telema108 Hoy a las 15:30

» Cuba, el pueblo se ha cansado de la dictadura
por καλλαικoι Hoy a las 15:18

» Hilo para dar los buenos días
por Violetta Hoy a las 14:53

» Felicidades MagAnna
por Violetta Hoy a las 14:49

» Los días de las plagas serán acortados según las profecías..
por Roberto 0 Hoy a las 14:40

» ¿Matar a los enemigos o amar a los enemigos?, ¿Que nos mandó Jesucristo?
por Tomb Hoy a las 14:26

» Jesucristo nos habla de los pobres y los ricos...
por Roberto 0 Hoy a las 14:22

» Pena de Muerte ¿Mandó Jesucristo las penas de muerte?...
por Roberto 0 Hoy a las 14:21

» Puntos de las Cartas contrarios a lo que manda el Evangelio...
por Roberto 0 Hoy a las 14:19

» El verdadero pacto eterno son los mandamientos de Jesucristo...
por Roberto 0 Hoy a las 14:17

» Los primeros cristianos no imponían penas de muerte ni guerras...
por Roberto 0 Hoy a las 14:15

» Los Mandamientos de Jesucristo...
por Roberto 0 Hoy a las 14:10

» ¿Qué estás escuchando?
por MagAnna Hoy a las 14:07

» Viva Catalunya
por Rusko Hoy a las 13:49

» Razones (Catalanas) para una Independencia
por Rusko Hoy a las 12:10

» Encuestas
por Rusko Hoy a las 11:06

» Cuba, que linda es cuba...
por Giordano Bruno de Nola Hoy a las 10:56

» Jesucristo dio su vida para quitar el error del mundo...
por Roberto 0 Hoy a las 10:50

» Los que se olvidaron del régimen asesino de Franco
por Giordano Bruno de Nola Hoy a las 10:47

» Barreando en la Ciudad de México
por Giordano Bruno de Nola Hoy a las 10:45

» Cambiemos una letra en palabras de 6 letras
por Tomb Hoy a las 9:24

» Este es mi hilo
por pepelu Hoy a las 7:49

» Estamos cansados de que los anticomunistas agredan a Cuba
por doonga Hoy a las 6:25

» ¿Qué bailan en tu hogar?
por Giordano Bruno de Nola Hoy a las 0:51


Buenos días con mascarillas

Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Buenos días con mascarillas

Mensaje por daniel Dom 31 Ene - 13:16

Por la calle parecemos actores de una película de espadachines con el morrión puesto y adivinando las caras con las que nos cruzamos y preguntadnos quien es quien, hasta decirle al prójimo, ¿tu eres tu?, ¿no, no, yo soy yo ? dice el otro, y así la acera se llena de interrogantes porque nos nos vemos, solo los ojos y en las mujeres unos ojazos que te miran como diciendo no te enseño mi faz porque si no, te quedarais escandilado.
Y deslumbrado, y así me quede el otro día frente a mi doctora de cabecera que lucia unos ojazos tan grandes y brillantes que alumbraban toda la consulta, y al irme le dije. ?¿Si me hace l favor de quitarse la mascarilla para saber si el resto de su cara hace honor a esos ojazos?- y se la quito, y vaya una preciosidad de mujer, a lo que impaciente le pregunte ¿ puedo venir mañana-¡ .- no, si no tiene hora para la visita,  no.-y salí de allí desmoralizado, tal que me metí en una churrería y me comí medio kilo de churros mojados en rico chocolate, y de nuevo a la calle, a las caras tapadas y a las miradas interrogantes por si se reconoce al vecino o al amigo en el que pasa junto a nosotros , y las frases ¿Ud.es Ud.? .- no yo soy yo.- y nos quedamos como antes. Y para entrar en los comercios hay que esperas en la puerta porque dentro y según el espacio del local no no pueden estar mas de tres personas, y el otro día que fui a entrar me dicen que no puedo .- Oiga pero si solo hay dentro dos personas, si pero Ud. con ese cuerpo tan gordo  hace por dos, y así es la vida de la pandemia y el antifaz, urbanitas embozados y disfrazados, desconocidos unos de otros  y recluidos. No somos na.

Saludo


Última edición por daniel el Dom 31 Ene - 13:21, editado 1 vez

_________________
Tropezar una vez no es malo, encariñarse con la piedra sí.
El sabio Melquíades, el de Cien Años de Soledad.
daniel
daniel

Mensajes : 1372
Fecha de inscripción : 11/12/2020

A MagAnna, Violetta y a Tomb les gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Re: Buenos días con mascarillas

Mensaje por Tomb Dom 31 Ene - 13:21

Jajajaja, pobrecito Baraka. No te preocupes, corazón, que todo esto pasará, ya lo verás. 💋💋
Tomb
Tomb

Mensajes : 7634
Fecha de inscripción : 07/12/2020
Edad : 31
Localización : Pandora

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Re: Buenos días con mascarillas

Mensaje por daniel Dom 31 Ene - 13:24

@Tomb escribió:Jajajaja, pobrecito Baraka. No te preocupes, corazón, que todo esto pasará, ya lo verás. 💋💋
risas risas gatito
risas

_________________
Tropezar una vez no es malo, encariñarse con la piedra sí.
El sabio Melquíades, el de Cien Años de Soledad.
daniel
daniel

Mensajes : 1372
Fecha de inscripción : 11/12/2020

A Tomb le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Re: Buenos días con mascarillas

Mensaje por Abysso Dom 31 Ene - 13:27

Lo mismo decía mi abuelo cuando llegó el televisor: la gente habla lo que habla la TV, ya no se juntan en ronda sino con la TV en el centro, le faltó un ''no somos na''. Por suerte un amigo de él le dijo que eso que él decía ya lo decían los herederos del renacimiento cuando vieron que con el auge del creciente Estado se comenzaba a adoctrinar a las personas para crear familias nucleares, adiós grandes familias, ahora la idea de familia era 'papá, mamá, hijos' - vaya adoctrinamiento que se comieron, los imagino pudiendo añadir un ''no somos na''. Con el auge del Estado los Outlaw pasaron de ser uno simples 'fuera de la ley' a unos 'buscados por la ley', ya el termino 'fuera de la ley' no era literal, porque ahora existía el Estado, no reinos, las tierras 'por fuera' ya no existían, ahora había estatalidad., imagino a esos diciendo 'no somos na' como les pasó a los gauchos en Uruguay, que eran personas viajando libres por la campaña y de repente les metieron alambrado por todas partes haciéndolos desaparecer; claro, no eran na.
Obviamente mi abuelo era terco, sólo entendió su dilema cuando le hablaron de la Banda Oriental, o sea Uruguay, ¿qué le iba a importar el renacimiento ni qué cuántos? naaaaa, él no se medía con ésas, él se medía con lo que él sabía de lo que sabía, y por eso seguramente pensaba 'no somos na' aunque no lo decía, porque así era como medía.
Abysso
Abysso

Mensajes : 1773
Fecha de inscripción : 07/12/2020
Localización : tu mundo

A MagAnna, Violetta, Tomb y a daniel les gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Re: Buenos días con mascarillas

Mensaje por Violetta Dom 31 Ene - 18:08

Medio kilo de churros con chocolate jajaja es lo que yo ocupo ahorita, pero mi par de tenis me dicen "vas a engordar", así que ¡me jodo!

Pero es que sin churros "no somos na".

Saludos, Daniel.
Violetta
Violetta

Mensajes : 2267
Fecha de inscripción : 07/12/2020
Localización : México

A MagAnna le gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Re: Buenos días con mascarillas

Mensaje por daniel Dom 31 Ene - 18:13

@Violetta escribió:Medio kilo de churros con chocolate jajaja es lo que yo ocupo ahorita, pero mi par de tenis me dicen "vas a engordar", así que ¡me jodo!

Pero es que sin churros "no somos na".

Saludos, Daniel.

:OKI: risas eructo

_________________
Tropezar una vez no es malo, encariñarse con la piedra sí.
El sabio Melquíades, el de Cien Años de Soledad.
daniel
daniel

Mensajes : 1372
Fecha de inscripción : 11/12/2020

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Re: Buenos días con mascarillas

Mensaje por Tomb Dom 31 Ene - 18:17

Vamos a decir cualquier frase o algún título de película y la acabamos con un no somos ná. jajajaja

Bailando con lobos no somos ná.
Tomb
Tomb

Mensajes : 7634
Fecha de inscripción : 07/12/2020
Edad : 31
Localización : Pandora

A MagAnna y a Violetta les gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Un regalo fuera de concurso

Mensaje por daniel Dom 31 Ene - 18:22

Tomb, no encontraba este relato para enviar y envié el que concursa, pero ya que lo he encontrado y fuera de concurso, y como regalo os envío este que tiene mas calidad,
creo. >Vosotros opinais


b] AMOR MORTAL[/b]

Se había acostumbrado y casi lo tenía como normalidad, vivir en la soledad diaria y continua. Su existir, era un alejamiento progresivo y continuo de la compañía de los demás y del ruido de la ciudad. Cuando sus padres, única familia por las que estaba obligado a su diaria compañía, murieron, sus treinta y cinco años se vieron libres de lo que para el había representado una penosa tarea, y entonces, libre al fin de la obligada compañía. Ya pudo hacer lo que tanto deseaba, huir de aquellas calles, llenas siempre de gentes, de coches, y de ruido. Se trasladó a un grupo de casas unifamiliares, recién edificadas en la ladera de una montaña en donde, con el dinero de la venta de la casa de sus progenitores, se compró una de aquellas casitas apartadas de las demás, que estaba como las otras, repartidas por la suave pendiente montañosa, y rodeada de un pequeño jardín, además de un silencio denso y reconfortante.

Desde allí, desde su porche, podía verla en toda su amplitud. L~ ciudad que a lo lejos se agazapaba bajo la densa capa de humo. Con el infinito horizonte del Mar al fondo y con lejana aparición, de las tapias del Cementerio. Lugar al que acudía, ahora con más frecuencia que nunca. En el Campo Santo encontraba una paz que necesitaba, pero era cuando caía la noche, cuando se encontraba en los mejores momentos de su vida.

Desde que vivía en aquella casa, de vecinos tan alejados, y desconocidos que nunca veía, y quizás, porque su trabajo nocturno le había viciado el cuerpo, .acostumbraba a salir a pasear por las noches, cuando sabia que no podía encontrarse con nadie Era feliz entonces, desplazándose por entre árboles y maleza desiertas, en medio de la noche en medio de un enorme silencio, con sus pasos crujientes que involuntariamente sobresaltaba, a confiados animalillos del bosque o a parejas de enamorados, que creyéndole una aparición, o un espectro del más allá, salían huyendo despavorido, al verle, sin que él, tuviera el más mínimo deseo de molestar a nada ni a nadie. Nunca se lo había preguntado, pero aquello que le ocurría.

¿Seria una extraña enfermedad?

No le preocupaba, su manera de ser y de vivir, había sido siempre así y le gustaba ser como era, una sombra silenciosa, anónimamente alejado de los demás y estar lo más ignorante posible de toda relación humana. La sola presencia de un ser vivo, aunque este fuese solo un animal, le inquietaba. Mientras, pasaban los días y los años, y cada vez se alejaba más, y se perdía más su relación con las vidas de sus semejantes. Durante el día no conseguía la tranquilidad plena que tanto necesitaba, se encerraba en sus cuatro paredes, ansiando que llegara las sombras de la noche, para que, cuando estas asomaban por la puerta, hiciera el tiempo que hiciera, perderse caminando en la oscuridad, y vagar como una sombra.


La comida la pedía por encargo, procurando no ver a nadie ni relacionarse con nadie. Su paz interior, su ilusión por la vida, la encontraba por las solitarias y oscuras calles y en los recovecos y rincones aislados de la montaña y fue por este tiempo cuando empezó a frecuentar el Cementerio. Ese placer mórbido, innatos que lo animaba, lo descubrió en el entierro de los restos, de un antiguo compañero de trabajo. Aquella mañana llovía torrencialmente, y aún así, como era su costumbre, se fue caminando bajo su viejo paraguas hasta el Camposanto, llegó allí muy temprano, era invierno y tardaba mucho en amanecer. Las puertas del tétrico recinto, al encontrase este en obras, aparecían desmontadas, y caídas en el suelo. No obstante entro, y se dedicó a pasear de un lado para otro, por las callejuelas vacías, con paredes llenas de nichos, esforzándose en lentos paseos, y en la completa oscuridad de aquella noche tormentosa, en ver los nombres y dedicatorias de los difuntos.


Desde aquel día se acostumbró, a esta macabra distracción, y cada madrugada encontraba la manera de entrar allí, y pasear una y otra vez por aquel silencio y aquella paz, que tanto le gustaba. Y fue en una de aquellas negras madrugadas cuando la conoció. Ella estaba sentada tranquilamente en las escalinatas de la subida a las terrazas superiores, a la que rodeaba un pequeño jardín. En su silueta negra de impermeable brillante y distante, destacaba, como un punto de luz en la noche la diminuta brasa de un cigarrillo. El amante de la noche, se fue acercando, movido por la enorme curiosidad que le despertaba la presencia de la mujer en aquel sitio y en aquella hora tan desacostumbrada, ya la vez, el que no conocía el miedo, y sabia de las apariciones, y las leyendas que se cuentan, pasan por los Cementerios, para asegurarse de si aquella visión, era real o una macabra alucinación.

Lo primero que vio de ella al aproximarse, fue una de sus manos, fina, cuidada, de dedos largos y elegantes. Fumaba, y el humo que se espesaba por la humedad del aire, se enroscaba en su abundante melena negra que le caía adornando una cara, serena, ausente de intranquilidad o de miedo.
Había dejado de llover, y las estrellas de un cielo limpio se dejaban ver en el firmamento

-j Hola, Buenas noches...

-¡Espera a alguien.- ¿Le ocurre algo?

La joven que aparentaba veintitantos años, pareció no sorprenderse, ni por la llegada del hombre, ni por aquellas palabras que resonaron fuertes, en el tétrico silencio, y que hicieron eco por entre las lápidas de las tumbas cercanas.
La mujer ni siquiera se movió para mirarle, solo se limitó a recibirlo con la indiferente mirada de unos ojos negros, profundos, y hermosos como la noche que les rodeaba, pero carentes de ningún sentimiento.

Mientras el hombre terminaba por llegar y estar junto a ella. Iba recordando, sus tristes experiencias sexuales con las vulgares prostituiutas, carentes de sentimientos y movidas solo por el interés del dinero. Nunca había conocido en profundidad a una chica. Su peculiar forma de vida le había alejado de las mujeres, y ahora tenia a su lado, una que era realmente hermosa y elegante, y que parecía compartir con el, sus extravagantes distracciones.

Como si la actitud silenciosa y serena de ella le invitara a sentarse, así lo hizo, y empezó una amigable charla que duró varias horas justo, hasta que las primeras luces de un amanecer cercano, aparecieron en la lejanía. Entonces fue ella la primera que se levantó con la intención de despedirse.

.-j Volveré a verte por aquí.-j.-j Claro.- dijo ella...

Moviendo para decir eso, unos labios gordonzuelos y sensuales enseñando, al hacerlo, una vez más su perfecta dentadura de dientes perfectos, anacarados y brillantes.

.-j Por estas fechas tengo tanto trabajo, que incluso me tengo que quedar aquí, por las noches, para no tener que madrugar tanto.j.-

Era verdad, la luz de las pequeñas oficinas cercanas que estaban al otro lado de aquel reducido jardín, permanecían encendidas, Entonces, cuando se incorporó, se pudo ver lo alta y esbelta que era, y como se movía en la noche, con movimientos felinos y si sonidos, j Hasta mañana entonces, j ¿estará por aquí
.-j Si seguro, de eso no te quepa la menor duda.j.-

Espero a que ella entrara en su lugar de trabajo, apagara la luz, y saliera, para sin decir nada, acompañarla hasta la salida, a11i se separaron. Ella desapareció en la oscuridad de la carretera que bajaba a la ciudad, y el se quedó mirándola como se lentamente se difuminaba, hasta desaparecer, en la distancia.
El hombre amante de la noche se había enamorado, y ya no dejó de pensar en ella.

Enigmática, misteriosa, segura de si misma, valiente, era lo que esperaba encontrar en una mujer, y la recién conocida parecía tener todas esas cualidades. Sentía que pertenecía a aquella mujer, desde el momento que la conoció, que él le pertenecía, se consideraba suyo. Aquella era la mujer de su vida.

Las horas les fueron eternas y lentas hasta la noche siguiente. Ahora esperaba la oscuridad, con una ansiedad acuciaste, como si en ello le fuera el resto de su vida. Por eso cuando de nuevo su esbelta figura se recortó en la difusa claridad del mármol blanco de las escalinatas, el corazón le dio un vuelco. Habló, hablaron pero los ojos del él estuvieron pendientes de la enigmática mujer como si no le importara otra cosa en la vida, que aquellos ojos oscuros y misteriosos.


Hasta que sin decir ninguna palabra, en un gesto involuntario, le cogió la, mano y la estrecho con vehemencia.

La sintió fría, desagradable pero al hombre no apareció importarle. Ella mientras sin imitarse, le miraba desde aquélla distancia y &maldad de siempre, como desde muy lejos. Como desde otro lugar. Entonces ella lo abrazó, se pegó a él con fuerza, con una fuerza extraña, impropia de aquel cuerpo, y le paso unos brazos como tentáculos por la espalda. Antes de que sus labios se juntaran, el hombre de la noche sintió que se perdía en el algo que no sabia entender. Su corazón empezó a latir con fuerzas, mientras un rayo de Luna reflejada en la cara de su amor le hizo removerse de espanto. Ella se estaba desfigurando' por momentos, ella. Se estaba descomponiendo a su vista. Su melena antes abundante se estaba convirtiendo en unos pelos hirsutos y descoloridos. El cuerpo hermoso de ella se escapaba de sus brazos, Desaparecía, como por encanto, su volumen d~ carnes prietas Su corazón mientras parecía enloquecer, sus latidos fuetes como punzadas de un dolor que aumentaba, le hacían daño en la garganta. Ella mientras reía, reía a carcajadas con una voz siniestra como de ultratumba, que parecía venir de muy lejos, repitiendo.

:-.jajajajaja,. Me buscabas, me buscabas tanto. Por eso he venido a llevarte conmigo jajaja JaJa.

De repente, la mano delicada de ella, que ahora era una garra de acero penetro como una saeta en su pecho y le aferro el corazón con tanta fuerza que el se moría de dolor y de asfixia. Se moría, y antes de caer al suelo muerto definitivamente, aún pudo ver la macabra realidad, del amor que creyó encontrar.

La mujer, ya no era si no un esqueleto descarnado, una fea calavera pelada de toda piel, con la cuenca de sus ojos negras y un enorme agujero de una boca sin dientes. Había conocido y encontrado a la Muerte. Su amor era la misma Muerte, la Parca que una noche vino a su encuentro. La Muerte que se alegraba de su nueva conquista, riéndose, burlándose del mortal, cuyos ecos aún resonaba en sus oídos como una macabra cantinela, cuando por fin perdió el Mundo de vista.
Un infarto, uno más, de los que matan cada día a cientos de ciudadanos anónimos. Eso dijo el forense, cuando levantaron el cadáver, de las escalinatas que subían, a las terrazas superiores del Cementerio.



Corsario el Rocinante 11/12/2002

_________________
Tropezar una vez no es malo, encariñarse con la piedra sí.
El sabio Melquíades, el de Cien Años de Soledad.
daniel
daniel

Mensajes : 1372
Fecha de inscripción : 11/12/2020

A MagAnna y a Tomb les gusta esta publicaciòn

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Re: Buenos días con mascarillas

Mensaje por Tomb Dom 31 Ene - 18:32

Baraka, fantástico tu relato. Gracias por compartirlo y... no somos ná.
Tomb
Tomb

Mensajes : 7634
Fecha de inscripción : 07/12/2020
Edad : 31
Localización : Pandora

Volver arriba Ir abajo

Buenos días con mascarillas Empty Re: Buenos días con mascarillas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.